Perdida de Biodiversidad

Cambios en la temperature, acidificación y aumento del nivel del mar, sequías y eventos de climas extremos impactan negativamente en la biodiversidad del planeta, especialmente en áreas vulnerables: esto implica afectaciones sobre especies animales y vegetales y cambios de biomasa (cambio de un ecosistema por otro, por ejemplo de bosque tropical a sabana).

Un estudio realizado por el Jet Propulsion Laboratory, Caltech, bajo dirección de la NASA, indentificó entre las áreas más vulnerables: Himalaya y la platea Tibetana, Madagascar, la región del Mediterraneo, Sudamérica, Grandes Lagos y las Grandes Planicies en Norteamérica como tambíen norte y sur del Taiga y los bosques boreales.

La pérdida de biodiversidad provocada por el cambio climático hace más urgente la protección de áreas de lata biodiversidad. El IPCC reporta a Latinoamérica como una de las grandes áreas de concentración de biodiversidad donde el impacto del cambio climático ha aumentado la pérdida de biodiversidad. El Parque Nacional Yasuní, en la amazonía ecuatoriana es un ejemplo de hotspot de biodiversidad ha ser protegida: es uno de los ecosistemas más biodiversos del mundo.

 

Mayor información: